14 de agosto de 2006

Cadenas

Hoy leía el blog de un chaval de 16 años y en una entrada hablaba sobre el poder de hacer nuestros sueños realidad (lean su blog, escribe muy bien). Por otro lado, un compañero de trabajo dice "¡basta, esta no es la vida que quiero!", se va de la empresa a la aventura, sin nada seguro de ahora en adelante. Miro mi vida, mi momento y me pregunto si es todo lo que quiero.

La verdad es que me siento un poco encadenado. Toda mi vida he tenido la mala costumbre de intentar complacer a todo el mundo, quedar bien siempre, molestar lo menos posible, no destacar. Os remito a los primeros posts de este blog y a cierta gana de montar guerra, de luchar contra lo establecido, pero me siento cansado, como el que se ahoga luego de luchar horas contra el mar cuando ya llegaba a la playa. Supongo que la edad, el tiempo vivido, las experiencias van limando poco a poco el ardor juvenil y las ganas de batalla.

Miro mis manos y me parecen las mismas de siempre, las que me han acompañado toda la vida y me han proporcionado tantas satisfacciones. Pero las miro bien y no son las mismas de siempre, son más viejas, un poco más arrugadas; ya no cicatrizan como antaño, una raspadura, una heridita de nada tarda más de una semana en desaparecer. Y guardan señales de una vida, en cada arruga, en cada marca mal cicatrizada.

¿Cual es mi sueño? O sueños, todos tenemos varios, pero algunos tienen más peso que otros. La verdad es que la mayoría nos marcamos metas materiales: una casa, un coche, un viaje, ... nos parece que una vida mejor se compone de eso y nos olvidamos de la fábula de la camisa del hombre feliz. Admiro a quien tiene el coraje de luchar por sus sueños pero si no es a costa de pisotear al prójimo para conseguirlo, a quien deja todo para cambiar.

De verdad que yo quiero hacerlo pero ¿y mis responsabilidades? No quiero hacer daño a nadie, pero me mueva en la dirección que lo haga, alguien grita ¡ay! ¿Será que no tendré que hacer caso a nadie? ¿Ser egoista y preocuparme solo de mi? Tampoco me parece que sea lo correcto.

¡Qué dificil es todo! A veces me embarga cierto pesimismo existencial, pero al final puede mi lado positivo y sigo adelante, con todos mis sentidos abiertos aunque me duela la vida. Amo vivir, aunque esta no sea mi vida soñada, aunque sea un cobarde que se esconde en la autocomplacencia, aunque mi próximo objetivo sea un viaje, aunque uno de mis sueños sea ver los cerezos en flor en Japón (cuando realmente me gustaría intentar vivir y trabajar allí).

Es más fácil agachar la cabeza y seguir comiendo polla, a la espera de que me toque mucho dinero en un juego de azar y me la coman a mi. Mientras, disfrutaré lo que pueda de mi vida actual.

Dedicado a OSKAR. Que te vaya muy bien en tu nueva vida.

7 comentarios:

de Vicente dijo...

Querido Qip:

Entró en mi blog, veo que tengo algunos comentarios nuevos - esto de salir en el blog de Rafa llama mucho la atención -. Veo entre otros el tuyo, ¡Vaya!, pienso, Si tiene blog, pincho en tu nick y entro en este lugar. Empiezo a leer tu primera entrada, cuando para mi sorpresa comienzas hablando de mí y citando mi blog. ¡Menuda sorpresa!. Gracias, de verdad, muchas gracias.

Todavía soy joven, algunos pensaran que no tengo ni idea de la vida - que no lo piensen, que lo afirmen - pero aunque no tenga ni idea, vivo en ella y todos los días como tu y cada persona nos encontramos en ella. Ahí días buenos y malos, e incluso días regulares. Pero aun así, todos tenemos sueños; la vida es un sueño decía Calderón de la Barca, yo detrás de él lo afirmó. No sé cual será tu sueño, sé que soñar es muy bonito, pero que existe la realidad, pero también sé que debes de intentar llevar ese sueño a la realidad y poder convertirlo en lo que debe ser convertido.

Muchas gracias por tu visita y por tus piropos, un placer.

Nos vemos

TEE7H1NG dijo...

Pienso que nadie tiene nunca todo lo que sueña... si no, dejarían de ser sueños y dejaríamos de tener ilusión, y cuando no hay ilusión, morimos (ley de vida).

Algunas veces es grande tener una responsabilidad alguien que diga ¡ay! si giras bruscamente... eso hace que te sientas útil (ley de vida).

Quien se rebela y lucha por un sueño, por un cambio, a menudo es tachado de loco, de cobarde que no se atreve a afrontar su responsabilidad... (ley de vida).

¿Qué responsabilidad?... me trajeron a este mundo sin nada, y nada tengo, y nada hay que perder... la responsabilidad que me dieron es la de vivir, vivir en este mundo... vivir y dejar vivir a los demás, creo que es una idea bien simple...

Partiendo de esa premisa, la de la sencillez, todo es más liviano. Y ahora: fuera zapatos, fuera correas, fuera disfraces... ¿estas son mis alas? Para algo deben servir!

Me parece que aún era un crío cuando concebí la idea de que mis más preciadas posesiones no deberían ser materiales... los "ganadores" piensan que esa es una idea de "pobre desgraciado"... sí "pobres desgraciados", eso pienso de los "ganadores"... :)

El verdadero viajero, nunca se pregunta a dónde va... el verdadero soñador, nunca se pregunta cuál es su meta... las preguntas surgen sobre la marcha, y sirven para mantener la mente despierta...

Admiro unas manos con señales de todas sus luchas, esas que ha conseguido superar y que lo han fortalecido con cada paso. Siempre admiramos aquello que no hemos conseguido, o que tenemos la sensación de no haber conseguido (aunque no sea así, tal y como lo vemos).

Mis manos no tienen cicatrices, tienen heridas, abiertas, que continúan sangrando... algún día, también yo necesitaré que esa sangre deje de chorrear, y querré estar agotado, y querré mirar a mi alrededor y encontrarme con un entorno que me resulte familiar... pero si he de elegir, prefiero sacrificar eso por el momento... por si algún día me sorprende la muerte, poder complacerme a mí mismo con la satisfacción de haber hecho lo imposible para sentirme vivo... como decía Sabina, entre todas las vidas escojo la del Pirata... ;)


Gracias por la dedicatoria... no sé cómo me irá ni pretendo averiguarlo ahora mismo... pero sí que te deseo todo lo mejor a ti también!




El loco soy shó... :P

Yayo Salva dijo...

Como muchos, amigo, como muchos... Las cosas salen como salen, pero sin ilusión no salen. Todos hemos comido polla en alguna ocasión (a mí me gusta más "todos hemos tenido que bajarnos los calzones"). Pero coincido contigo en que en esta sociedad tan competitiva y superpoblada, avanzar significa desplazar a alguien. Desplazar, no empujar para echarle (aunque el desplazado se suele sentir igual de jodido).
No estoy seguro de que para una persona como tú lo más fácil sea "agachar la cabeza".
Un saludo.

Luis dijo...

“When we were children, we used to think that when we were grown-up we would no longer be vulnerable. But to grow up is to accept vulnerability... To be alive is to be vulnerable.”

Madeleine L'Engle, "Walking on Water: Reflections on Faith and Art", 1980
US juvenile science fiction novelist (1918 - )



Asusta pensar lo frágil que puede llegar a ser la realidad. Como nuestro punto de vista define nuestros sueños.

Ánimo con ese viaje.

Anónimo dijo...

Qué buscas?Tal vez lo tienes y no lo sabes.El incorformismo a veces es un arma peligrosa.Sigue siendo así, tan fantástico, tan interesante, tan deseable...
Pero persigue tus sueños, sin ansia, sin obsesión, poco a poco, con una filosofía determinista.Si alguien grita "ay" no te preocupes, todos lo hemos gritado. No agaches la cabeza y piensa en ti (sin tilde)pero sigue regalándonos tu tú.
Y claro... suerte a Oskar.

mónica dijo...

el usuario anónimo soy yo: mónica. Tal ves me equivoqué en algún botón.

de Vicente dijo...

Volví por aquí para ver si habías escrito algo nuevo. Espero una actualización ;)

Un abrazo fuerte

de Vicente