15 de febrero de 2007

Desesperando

Ya era hora, me digo mentalmente viéndola venir. Ha sido una larga hora de espera, pero ha merecido la pena. Solo tengo que mirarte para darme cuenta de lo especialmente arreglada que llegas. Y que bien hueles, cierro los ojos y nos imagino desnudos en tu cama.

Para matar el tiempo he estado observando a las otras personas que esperan o desesperan. La misma escena se repite en cada ciudad, en cada rincón, en esos puntos tópicos típicos donde todo el mundo queda, ese punto de reunión donde empiezan miles de historias. La esquina de esos grandes almacenes, al pie de ese famoso monumento, a la salida de la boca del metro. Qué más da. Lo importante en encontrarnos. Aunque es curioso que cuando más nos encontramos es cuando estamos solos, esperando. En el momento que llegan las personas esperadas, dejamos nuestra introspección y nos ponemos la máscara social, dejando de investigar nuestro interior.

Como cambia la cara de las personas que están a punto de reunirse, tanto de quien espera como de quien viene llegando. Algunos pidiendo perdón por el retraso o por llegar antes de tiempo. ¿Qué me importa a que hora llegues mientras llegues? Y tú ya estás aquí. La mujer que he esperado toda mi vida. Te miro llegar y mi corazón late más deprisa. Disfrutando cada segundo que pasa y me deja más cerca de ti.

Un metro, cincuenta centímetros, un palmo. Ya era hora. Qué lástima que hayas decidido compartir tu vida actual con él en lugar de conmigo. Veo con envidia como se ilumina vuestra sonrisa y os besáis. Imagino que es a mi a quien besas mientras os vais juntos, cogidos de la mano, a compartir vuestro tiempo.

Ya era hora, me digo mentalmente cuando apareces doblando la esquina, resuelta, caminando alegremente. ¿Serás tú la mujer de mi vida? Aquí sigo esperándote...

8 comentarios:

Marilú... dijo...

wooow.. me quede impactada con el texto .. .muy bueno..

Lagartija Serpenteadora dijo...

Buenísimo como siempre.
En tu estupenda línea.

Besitos serpenteantes, deseando que te sea grata y corta esa espera....

la eté dijo...

sencillamente, impresionante!
me gustaria con tu permiso seguir leyendote. yo sí quiero saber mas de ti!
me encanta tu manera de plasmar ciertas situaciones!
saludos desde mi vida!

Maru dijo...

Hola!
Che gracias, te pasaste por todos mis blogs ja ja xD

Si, soy de Agentina, capital federal. Vos ¿España?

Los textos y dibujos efectivamente todos míos :)

Los tengo un poco abandonados esos blogs ja ja... hoy estuve haciendo uno: http://te-paratres.blogspot.com/
si, no sé porque la indecisión de no quedarme con uno ja ja, lo que si actualizo de manera un poco más constante es el fotolog http://ubbiar.fotolog.com/maruchas_12/

Bueno, seguimos hablando, dale?
Un beso, suerte! Buenisimas las cosas que escribis.

letrada dijo...

Muy bueno.Guárdalo bien.:)
Saludos

Inadaptado Social dijo...

Siempre fui de los que pensé que las chicas no disfrutaban el sexo, publico esto porque el título de tu blog me ha dado para pensar al respecto...¿Seré tan inadaptado como pienso? Comiendo pollas... jaja, el título lo hace todo. Saludos de un inadaptado con chepa.

nathalie dijo...

Me ha encantado... qué final, aunque por lo que veo aun no ha llegado, lo que hace que me vaya a pasar a menudo por tu blog para ver como sigue la historia
un beso adictivo!

dama dijo...

precioso