11 de octubre de 2006

El bolsillo de Faraday

Creo que ya encontré la forma de hacerme rico de manera rápida sin que me toque la lotería ni me nombren concejal o similar en el ayuntamiento de Marbella: el bolsillo de Faraday.

¿Cómo no se le ha ocurrido a nadie una idea tan simple a la par que genial? Si alguien que lea esto está relacionado con el mundo de la moda, que se ponga en contacto conmigo para detallar las posibilidades de esta invención.

Supongo que están familiarizados con la
jaula de Faraday así que es fácil de imaginar el resto. Se trata de añadir a la ropa que usamos un bolsillo que cumpla con el principio de Faraday, por lo que obtendremos un bolsillo blindado (shielded) o apantallado.

De esta forma, será posible guardarnos el móvil en dicho bolsillo evitando esa molesta llamada entrante en el momento álgido de la película, molestando a todo el cine, o en medio de un concierto de música clásica.

Seguro que ya están los capullos listillos de turno diciendo que es más fácil apagar el móvil o ponerlo en silencio. ¡Qué cortedad de miras! ¿Es que no piensan en aquellos cuya integridad moral les impide apagar el móvil? ¿Acaso han tenido en cuenta a los que no quieren mentir cuando se les trata de localizar? "Sí, yo tenía el móvil encendido pero no me ha entrado ninguna llamada tuya".


Y esto es solo el principio. Aplicando la misma tecnología podemos obtener bolsillos con apantallamiento parcial, lo que permitiría detener esas molestas y sospechosas radiaciones sobre nuestras gónadas. ¿Y qué me dicen de los sombreros, gorras y gorros de chubasquero apantallados? Además de proteger nuestros cerebros del mar actual de radiación electromagnética que nos rodea, impedirá que nos lean la mente.

¿Y si le ponemos un palo al invento para hacerlo más español? Mmmmmm, déjenme un poco más de tiempo para pensar al respecto...

5 comentarios:

Señor Salme dijo...

Bastaría con forrar de papel albal una de esos calcetienes para móviles que venden por un par de euros.

Ciertamente revolucionario.

qïp dijo...

Eso es peligroso pues para que fuera efectivo, sería necesario forrar completamente el calcetín para movil y, por tanto, sería necesario que el móvil ya estuviera dentro del calcetín so pena de no dejar ninguna abertura. En este punto, más de uno se llevará el sandwich que con tanto amor se/le preparó alguien en lugar del móvil o viceversa.

Otra opción es forrarlo por dentro, pero la flexibilidad y resistencia al desgarro del papel de aluminio es de sobra conocida, por lo que un sistema elástico de cierre queda contraindicado.

Yo pensaba mejor en un tejido de malla metálica.

Señor Salme dijo...

Hombre, yo había pensado que el forro iría por dentro, por motivos estéticos más que otra cosa.

Opino que lo de la malla metálica es una pijada innecesaria: el asunto de la resistencia se resuelve comprando papel albal de doble capa :P

qïp dijo...

No se si recibe comisión de la tan repetida empresa de papel de aluminio o se trata de mera metonimia pero le aseguro que el "doble capa" me ha llegado al fondo tras la risotada. Gracias.

nolaases dijo...

vas a kebrar