11 de julio de 2006

Escribir con el alma abierta

Leyendo blogs y saltando de enlace en enlace he aterrizado en esta página que me ha llegado al corazón por su forma de contar las cosas, pequeñas y grandes. Creo que merece la pena darla a conocer (más aun) pero juzguen por ustedes mismos, no dejen que yo se los cuente... seguro que me lo agradecen.

3 comentarios:

Escapando dijo...

¿se los cuente? ¿?¿?

mónica dijo...

Qué triste :(
Lo mejor, los mensajes de solidaridad (los que hay que hasta ofrecen su casa). Regocija saber que quedan personas con corazón.

qïp dijo...

Arreglado... es que eso de pensar más rápido de lo que escribimos da problemas a veces. También podría haber usado "se las cuente", pero mejor un "lo".