8 de agosto de 2005

Rituales de apareamiento

Seguro que alguien ya ha escrito sobre el tema más y mejor pero:
a) escribo sobre lo que me da la gana, para eso es mi blog.
b) tampoco tengo tanta repercusión, así es que da igual lo que ponga aquí.
c) hay que escribir algo, que ya toca y es un tema tan bueno (o malo) como otro cualquiera.

Todo esto viene a colación porque me atreví a salir de marcha (fiestuki, reventón, rave, o como lo llamen) el pasado jueves por la noche después de una larga temporada sin hacerlo (tan larga que se necesitan varios calendarios para apreciar el tiempo que ha pasado) y pude abstraerme lo suficiente para extraer una serie de conclusiones con las que pienso aburrir a mi cuarteto de fieles lectores.

Para situarnos en el espacio-tiempo: Málaga, agosto, 00:30 horas (noche del jueves al viernes).


Para empezar, estaba claro que más de la mitad de la gente que vi no trabajaba al día siguiente o comenzaba su jornada laboral más bien tarde (o eso, o las drogas y/o la buena alimentación hacen maravillas, por no hablar del milagro llamado siesta).

En mi habitual línea de mirarlo todo y como me aburría un poco, me puse a observar a la gente y fijarme en sus comportamientos, además de inventar la vida y motivación de cada (esto es un ejercicio que practicamos un montón de gente por lo que he podido comprobar al intercambiar experiencias y cotilleos con otras personas).

Los resultados de tan tremenda observación me han permitido llegar a las conclusiones que expongo a continuación:

1) El 90% de los sujetos de sexo varón que no iban acompañados de su pareja oficial estaban buscando una relación de interacción social, preferentemente sexual y de duración variable.

2) El 90% de los sujetos de sexo femenino que no iban acompañadas de su pareja oficial estaban buscando divertirse un rato, preferentemente interactuando socialmente, con un porcentaje bajo interesado en sexo aunque dicho porcentaje aumenta en función directa a la duración de la posible relación.

3) El 10% restante de ambos sexos simplemente iban acompañando a alguien o no están interesados en el sexo (por lo menos, esa noche).

4) Los sujetos varones utilizan un ámplio abanico de técnicas para intentar iniciar la interacción social a cual más patética, pero al menos, lo intentan. También hay que hacer notar que ciertas técnicas merecen un estudio aparte. Es claramente de aplicación la ley de Pareto, pues los sujetos necesitan invertir el 80% de sus recursos para obtener el 20% de los resultados.

5) Los sujetos femeninos también disponen de abanico, pero lo suelen utilizar para refrescarse, pues esta época invita a ello. Sobre las técnicas, decir que se limitan a utilizar sistemas pasivos del tipo "aquí me las den todas" pues son conscientes de su tremendo poder de decisión y por tanto, no necesitan complicarse la vida. Simplemente evaluan los atributos físicos de los candidatos y la técnica que utilizan, aplicando una ponderación personal, y corrigiendo el resultado mediante una escala modificada de pesos temporales. Simplificando, la formula a aplicar puede ser:

(Bv + Rv + M) x T
------------------------
1/N + Bf + (Rf / Rv)
Donde:
  • Bv = Belleza del sujeto varón (en la escala personal del sujeto evaluador), puede haber un factor de correción debido a la influencia de las amigas.
  • Rv = Ropa que lleve puesta el sujeto varón y como la lleve, incluye peinado y accesorios.
  • M = Cantidad de movimiento armónico del sujeto, ya sea bailando o al desplazarse de un sitio a otro.
  • T = Técnica de interacción social utilizada. Se puntúa el tipo de técnica escogido, la dificultad y la ejecución de esta.
  • N = Necesidades del sujeto evaluador. Como se aprecia en la fórmula, se utiliza la inversa.
  • Bf = Belleza del sujeto evaluador. Algunos autores sugieren aplicar una relación entre la belleza percibida por el propio sujeto y la que cree que perciben los demás.
  • Rf = Ropa exhibida por el sujeto evaluador. Nótese la sutil corrección aplicada en la fórmula para describir la mútua atracción que debería existir entre estilos similares.

Creo que sobran los comentarios, no obstante, estoy abierto al diálogo y me gustaría cotejar otras fórmulas.



6) Estas conclusiones se basan en las siguientes premisas:

  1. Beber. Nadie en su sano juicio va a un sitio de estos (léase bar de copas, discoteca, antro o similar) simplemente por el placer de beber, pues dichas bebidas son caras, ridículamente pequeñas (que todo el mundo se sabe ya el truco de los 4 hielos) y de calidad dudosa (léase el ensayo titulado "Garrafón, crónica de una adulteración"). Y salvo honrosas excepciones, no hay forma de encontrar un cocktail en condiciones. La creciente costumbre del botellón nos está diciendo algo.
  2. Bailar. Aquí se establece un claro patrón por sexos, aunque sería necesario un estudio más profundo para certificar estos resultados. Para la mayoría de varones, bailar es una excusa o forma parte de una técnica para conocer pareja. En el caso de ellas, bailar es algo divertido y lúdico, que a veces trae consigo el conocer a alguien con el que interactuar. Podrían bailar en el salón de su casa, pero nadie podría admirarlas, además, así es posible realizar complicadas coreografías tal como mandan los cánones veraniegos.
  3. Música. Suele ser un poco mala, aunque los sitios suelen decantarse hacía un determinado segmento a través de la música que ponen. Además, está demostrado que es imposible contentar a todo el mundo, por lo que seguro que oirás canciones que te encantan y otras muchas que te producirán dolor de barriga.
  4. Charlar. Esta es la peor de las excusas posibles, porque la mayoría de sitios disponen de un volumen de sonido apabullante. Si quieres charlar con alguien, pues te vas a una tetería (recomiendo una que se llama la Magdalena de Proust, un mundo de sabores por descubrir en un ambiente relajado, este estudio ha sido financiado gracias a sus riquísimos zumos y tés). En cualquier caso, hay que reconocer que la música tan alta propicia que no tengas que usar un tema profundo de conversación, porque nadie se entera de nada, y que se puedan utilizar ciertas técnicas por ambas partes debido a la cercanía boca / oido para hacerse entender.

En conclusión, ¿a que van ustedes a estos sitios? Yo lo tengo claro para mi caso personal: disfruto mirando a la gente e imaginando como son y que piensan. En muchos casos, hasta me imagino acercándome a alguien a quién solo conozco de vista y aplicando alguna técnica busco una interacción intensa. Pero no lo hago realidad porque el rigor científico exige que el observador no se inmiscuya en lo observado so pena de influir y perder objetividad (llámenlo cobardía, yo también lo hago a solas mientras me encuentro rodeado de gente bebiendo, charlando, bailando y oyendo música).

15 comentarios:

Mingorance dijo...

Vaya! Un teórico en la familia! Podrías pasarnos los folios con la
demostración que concluye en esta acertadísima fórmula? Me interesa
bastante. Crees que da para un Proyecto Fin de Carrera?

Mingorance dijo...

De todas formas y aunque no sepas como incluirlo, no deberías incluir alguna exponencial por ahí? algún cuadrado?... Es el secreto del éxito para una fórmula:

la de la relatividad, el teorema de pitágoras, el área del círculo, las raíces de un polinomio de segundo grado...

qïp dijo...

Las formulas simples son las mejores, más usadas y, en definitiva, útiles.

¿Para que incluir exponentes inútiles que solo nos dicen cuantas veces se multiplica algo por si mismo?

Está claro que estamos hablando de autosatisfacción y ese es un aspecto que no entra dentro del alcance de este estudio.

Admitámoslo, la formula más famosa de todos los tiempos es... 2+2=4

¿Quién será? dijo...

... yo ahora sé lo que buscaba años atrás en la noche, que desapareciera mi aburrida y monótona identidad para convertirme en otra persona capaz (con ayuda del alcohol y otros estimulantes) de cosas que a la luz del día serían impensables... eso y sexo, porque aunque mi querido amigo qïp hable sobre el poco interés en la busqueda de sexo de las féminas siento (mentira) dicrepar con él, yo y mis amigas siempre hemos buscado un buen polvo, el problema es ese ¿quién ofrece eso? ¿los buitres medioborrachos? ¿los misoginos "todaslastiassoisunasguarras" que van a lo suyo? la verdad es que la experiencia nos dice a la mayoría de las mujeres que para echar un mal polvo, baboso y sin orgasmo o placer posible... mejor bailar un rato (y muchas gracias por el patrocinio comercial a la Magdalena de Proust, me ha emocionado)

Nancy dijo...

Para un dinosaurio de las discotecas y similares como yo, cualquier fórmula es acertada... aunque para contribuir con la "causa" creo que faltaría un parámetro determinante por evaluar, por lo menos para mi, que sería Ov (olor del varón), y mas por esta época del año. De nada sirve que el sujeto sea bello, vista bien, baile mejor, si apesta... un consejillo (aunque no soy ninguna erudita y de paso, nadie para irlos dando), si no tienes dinero o gusto, pues no te pongas ninguna fragancia, la natural muchas veces es la mas seductora.

Anónimo dijo...

No qïp. 2+2=5

Are you such a dreamer
To put the world to rights
I'll stay home forever
Where two and two always makes a five

-T. Yorke (Alter Ego)-

qïp dijo...

esa es otra formula diferente como se observa fácilmente

qïp dijo...

Nancy, tengo que reconocer que la fórmula puede estar demasiado simplificada y había incluido el olor como parte de la belleza, pues estoy de acuerdo contigo en que es un parámetro importante. Gracias por la aportación.

pedro finch_ dijo...

Payo, yo na más que conocía las magdalenas ortiz.... ¿aonde se comen esas de Proust?

Señor Salme dijo...

"Si no tienes dinero o gusto"... ay. Confieso que soy incapaz de distinguir un perfume bueno de uno regular o directamente lamentable. Debe ser una metástasis del daltonismo, digo yo.
Normalmente me dejaría llevar por las connotaciones del nombre y el diseño del envase, por ejemplo: 'con esta colonia parecerás un ejecutivo machote
recién salido de la ducha' o bien 'olerás como un surfero superrebelde' o, previsiblemente, 'así darás la impresión de que te has comprado lo más barato que encontraste en el mercadona'.

Aunque en la práctica suelo seguir el sabio consejo de Nancy, y ando por ahí al natural.

qïp dijo...

¡Ay, si Grenouille levantara la cabeza!

Anónimo dijo...

Quizas estoy pasado de moda. La verdad que no hago la disco bullshit hace tiempo ya. Cuando lo hacia mis motivos no eran diferentes de los tuyos y en ocasiones y dependiendo a quien conocia o me encontraba al de los demas. De acuerdo 100% con la realidad femenina expuesta, ellas tambien tienen ganas de vez en cuando. Pero, tienen una imagen y reputacion que proteger. Los convencionalismos sociales de siempre aun nos martillan pesadamente los deseos. De acuerdo tambien en que algunos seres humanos deben cuidar un poco mas de su higiene, corporal y mental. Mi formula es muy sencilla, di lo que sientes y deja que la magia del momento decida. !one on one¡ Negronious Caribus

WhiteQueen dijo...

Nunca me había puesto a analizar estas cosas, interesante qip. Pero pensándolo bien tienes razón en gran parte. Yo es que la verdad, nunca he ido a ligar a discotecas, iba con mis amigas a moverme (porque bailar lo que se dice bailar...)ya que en aquella época iba donde iban ellas, me gustara o no y si se acercaba alguien con la cara de mala ostia que poníamos los espantábamos. Más adelante vi que a esos sitios sólo se va a pillar un rollo y poco más, y nunca quise, no me llamaba la atención. Hay otros sitios donde conocer gente con la que conversar o compartir gustos, ahí precisamente ni te oyes ni te oyen, así que no es el sitio para hablar. Beber pues tampoco, aparte de ser caro, soy de las que bebo de poco a nada. Donde realmente me lo he llegado a pasar bien ha sido en los pocos sitios que ponen la música que me gusta, si no, para eso prefiero ir al cine o ir a tomar algo en un lugar tranquilo (como tu ejemplo de la teteria, o similar) o simplemente pasear por donde sea.

qïp dijo...

Apreciada Reina Blanca:

Gracias por su comentario exponiendo su criterio particular que no parece diferir demasiado del expuesto en este "sexudo" estudio.

A ver si hablamos delante de una ración de pan amb oli y una buena sobrasada casera (también me vale una ensaimada) ;-)

WhiteQueen dijo...

Buena elección, aun mi madre se empeña en enviarme sobrasadas, ensaimadas, galletas Quely y porque le digo que no, que si por ella fuera me mandaba hasta la isla entera. Estas madres...
Y perdón la corrección pero es "pa amb oli" jeje
Aun así es de agradecer que sepas los manjares típicos de Mallorca. Eso sí, si no es allí, mejor no lo pruebes que no es igual, te lo puedo asegurar.