9 de abril de 2007

Thlipsosis

Pasan los días y se convierten en meses y yo sin escribir nada. Me pregunto si la gente que escribe mucho es porque tiene mucho tiempo libre o se organizan mejor que yo. Igual es cuestión de echarle ganas y buscar un hueco incluso robándole horas al sueño. Y no es por falta de ideas porque en más de una ocasión me hago notas mentales para escribir en el blog pero nunca se concretan y al final las olvido o las desecho.

Al final me decido por una excusa como otra cualquiera para escribir aquí unas palabras. Resulta que en 20 Minutos venía un pequeño artículo a cuenta de la iniciativa de la Escuela de Escritores (con la que no tengo nada que ver para bien o para mal) por hacer una lista de palabras poco usadas o en desuso con el manido nombre de Apadrina una palabra. La verdad es que no sé cual escoger, tendría que repasar el diccionario para encontrar esa palabra que me mire con sus ojos muy abiertos, olvidada, deseando que alguien la rescate, la use, un poco temblorosa ante el peligro de ser eliminada en la siguiente edición, esperándome a mí y a nadie más.

Arracada me parece interesante, pero suena un poco mal. Tal vez sea desaliño, pero recuerdo que mis mayores aun la utilizan. Algunas tienen el problema de ser mal utilizadas, como adolecer, pero necesitan un defensor más que un padrino. Devanar es bella, pero no la siento como mía. Tupido me hace gracia, me recuerda a otra palabra con una sílaba más. Creo que me quedaré con buriel; nunca la había oido ni leido antes. A primera vista me ha parecido un instrumento o herramienta y me ha sorprendido tornándose adjetivo de cuna latina. He sentido un pellizco dentro de mi. Mis ojos la miran con amor y le hago un hueco dentro de mi cabeza, un refugio calentito donde vivir por el tiempo de vida que me quede. El día que yo falte, espero que alguna de las personas que me lee la acoja en mi nombre, aunque solo sea por los buenos momentos que hemos pasado juntos en este blog...

4 comentarios:

Escapando dijo...

pues no veo tu buriel en la página de amamanta una palabra (que diga apadrina);)

es un poco el color del que te pusiste el pelo hace unos años ¿no? :P

ya te contaré la mia

Dani de Vicente dijo...

Mi palabra es frenesí. No sé por qué, pero me encanta.

Haber si actualizamos más, sí :P

Abrazo

Lagartija Serpenteadora dijo...

Respecto a lo de no tener tiempo para escribir te entiendo perfectamente, a mi me pasa igual.
Y también pienso como otros tienen tanto tiempo para actualizar sus blogs. Y de ideas, idem de lo mismo, durante el día me pasan decenas de ideas por la cabeza que me encuentro incapaz de retener y pasan al cajón del olvido (igual les busco padrino a ver si me rescatan alguna idea para un mal día).
Por cierto...tupido está para apadrinar??
Dios mio!! Debo estar arcaica, porque la sigo usando!!
No estará también la palabra arcaica,no?
Voy a mirarlo, que me siento muy obsoleta, "vocabulariamente" hablando!!!

TEE7H1NG dijo...

Me suena un tanto sepulcral esa palabra, pero después de consultar el diccionario, resulta que es un color que me gusta mucho... quizás te ayude recomendándola cuando su padrino ya no esté... :P