21 de junio de 2006

Atletismo sangriento

Permítanme este título que se aleja timidamente de la anterior línea. Comprendan que que ya le dimos una vuelta al sol y merece la pena renovar(se) aunque sea tímidamente. ¡Y qué carajo! Es mi blog (mientras no me lo borren) y hago lo que me sale de los cojones da la gana. El caso es que mientras escribo esto y lo voy pensando, tampoco me alejo tanto de la línea anterior... en fin, Sísifo ataca de nuevo.

Dicho esto, vayamos a descifrar juntos el bonito título de este post. Sirva como declaración de principios que no soy muy amigo de los localismos y que me parece de los más cateto/hortera (pongan aquí su palabra despectiva favorita) llenarse la boca (los dedos) de las excelencias del pedazo de tierra donde uno nació por una combinación de factores al azar. No obstante, para una mejor comprensión de la tontería suprema que voy a contar, les pondré en antecedente de la información necesaria que sitúe todo esto:

  • El Excmo. Ayuntamiento de Málaga está construyendo un estadio de atletismo.
  • En dicho estadio, se pretende celebrar la Copa Europea de Atletismo durante el 28 y 29 de junio del año 2006.
  • A fecha de publicación de este post, la obra aun no está terminada (no se dejen engañar por la infografía).

Yo me pregunto: ¿Por qué la humanidad es así de estúpida (concretamente los nacidos en España y especialmente los de Málaga, sobre todo si es cargo público con poder de decisión)? Se ve que cometemos los mismos errores una y otra vez: esperamos a última hora para luego hacer las obras sin tiempo y, lo que es peor, sin seguridad. ¿Ya no se acuerdan de lo sucedido con el Palacio de los Deportes "J. M. Martín Carpena" y sus grietas debido a la mala cimentación?

Que no me inviten a ir a la citada Copa porque las gradas hechas con cemento fraguado en poco tiempo y sometido a tensiones estructurales al colocar un gran entramado metálico encima para dar un poco de sombra me dan miedo. Espero no sufrir el síndrome de Casandra.

Y no queda aquí la cosa. El estadio está junto a la desembocadura del rio Guadalhorce, donde se forman unas bonitas charcas de agua estancada, paraiso natural de pequeños hematófagos conocidos popularmente como mosquitos. Va a ser como ponerles un buffet cerca de casa. Ojalá no asistamos al nacimiento de una nueva raza de mosquitos por culpa de las sustancias que puedan correr por las venas de la flor y nata del atletismo europeo.

En cualquier caso, está claro que la sangre correrá en el nuevo estadio de atletismo...

7 comentarios:

Escapando dijo...

Hombre¡¡¡ Bienvenido y bienhallado. ¿Por qué será que a ningún malagueño le sorprende el retraso de las obras?

TEE7H1NG dijo...

Eso de dejar las cosas para última hora, trabajando en pésimas condiciones y contrarreloj por culpa de una mala organización, con resultados que da miedo tocar porque se vienen abajo solitos solitos solitos....... me suena..... no me preguntes por qué... :P


VIVA MÁLAGA KARAHO!!!! :D

Señor Salme dijo...

Su regreso me ha servido, casualmente, para descubrir que tenía usted un segundo blog del que no tenía noticia.

La gente hace cosas así y no avisa, no me parece bien.

qïp dijo...

No sea chivato, hombre...

pedro finch_ dijo...

Estimado qïp: Creo al final el localismo le sale hasta sin quererlo. Eso sí, ese localismo fatalista y catastrofista que tanto se lleva por aquí. Que si no llegamos, que si no nos va a dar tiempo, que si seguro que se rompe, que todas las veces igual, que nunca aprendemos...
Cuantas veces escuchamos esas frases complementadas con el 'yo ya lo había dicho' si es que al final pasa algo malo
Y que pocas veces nos acordamos de las profecías agoreras cuando las cosas salen según lo planificado.
Este defecto que ud destaca en la humanidad, concretamente los nacidos en España especialmente en Málaga es bastante más general y está bastante más extendido de lo que siempre queremos pensar.
Que si los malagueños lo dejamos todo para el último día, que si los andaluces somos unos vagos, que si africa empieza al sur de los pirineos. Que si el viejo continente, que si el nuevo mundo, blah, blah, blah
Basta ya de tópicos.

Sólo hay que repasar un poquito las hemerotecas (o la blogosfera o lo que sea) para comprobar que en todos lados cuecen habas y que no somos tan únicos ni pa una cosa ni pa otra, ni pa mucho ni pa poco.

Lo único que sí es verdad es que la combinación de factores al azar que nos hacen como somos incluyen el donde se ha nacido. Ya después cada uno que se lo tome como quiera

PS: Al final la copa de Europa de Atletismo la vi por la tele, por Eurosport, donde se vio un estadio muy cuco, con una organización bastante competente y si no se vio su casa poquito faltó ;-)

qïp dijo...

Simplemente hablo de lo que tengo cerca. Cuando he viajado, he visto aquello de "en todos lados cuecen habas" pero también he visto que las habas o son de diferente color o de diferente calidad o la cantidad no es la misma.

También se puede inferir de su comentario y mi experiencia personal y directa que lo que sale en la TV no suele ser la realidad ("la TV engorda" y similares). Era lamentable ver a los atletas corriendo por las calles del vecindario para calentar porque la zona de calentamiento es un bonito terrizo, o que se cubre una caseta a medio terminar o, como no dio tiempo a más, lo inacabado se tapa con toldos, publicidad o nuestro sempiterno albero, esa tierra amarilla que tan bien conocemos.

¿Y qué decir de los amables policías que no me dejaban llegar a mi casa por el camino habitual a cambio de un maravilloso rodeo porque la planificación incluía las obras del metro a 50 idems?

Como conclusión, espero que haya visto en TV como los espectadores y atletas eran micromasacrados por los mosquitos... predicción cumplida.

pedro finch_ dijo...

Jajaja, alucinante lo de los atletas calentando :-DDDD

Pero como puedes dudar de la TV?!!
La TV es la realidad!!!
Eso se aprende desde chiquitito ;-)

PS: Por cierto, entre metro, obras y demás os están dejando el barrio hecho un cristo